Octava y última entrega. “Público objetivo” de la Filosofía Pop


Finalmente, ¿hacia quién se dirige esta forma de pensar la filosofía? Tal vez este sea el punto clave, lo más revolucionario de nuestra propuesta. La especialización, complejidad y tecnificación propios del lenguaje de la filosofía clásica son una muestra clara del poder que la forma de interioridad de la filosofía y quienes la defienden quieren preservar. Solo unos pocos, elegidos, iniciados, tienen el privilegio de comprender ese lenguaje, tienen la oportunidad de pensar filosóficamente y, gracias a ello, de elevarse por encima de aquellos que, desgraciadamente, quedan atrapados en la doxa del fondo de la caverna. Digámoslo claramente: el saber da poder, el saber es poder. Sinceremos la filosofía. Esto marca una clara línea divisoria entre “nosotros los filósofos” y los “otros”; entre los que piensan y entre los que, a lo sumo, se esfuerzan por hacerlo. No obstante, lo que la filosofía profesional no se da cuenta es que al mantener un lenguaje tan alejado del hombre de la calle está perdiendo dos cosas fundamentales: en primer lugar, la fuente de la que ella misma ha nacido, esto es, el mundo concreto y lo que en él pasa; en segundo lugar, la posibilidad de decir algo valioso sobre ese mundo. Es, en este sentido, un lenguaje nihilista, hermético y esquizofrénico. Basta para comprobarlo observar los congresos, simposios o conferencias de filosofía donde las exposiciones y discusiones son tan especializadas que parece una escolástica posmoderna donde los únicos que entienden son aquellos que manejan el mismo lenguaje técnico. Esto hace de la filosofía un “coro de locos”, mucho ruido, muchas voces, nada de sentido. Y, en todo caso, si algún sentido emerge, será entre una pequeña cofradía, al interior de un cerrada secta: los platónicos, los fenomenólogos, los kantianos, etc. ¿Y los demás? ¿Los que no han recibido instrucción filosófica? ¿Los que se rehúsan a la especialización? Excluidos del supuesto trabajo del pensamiento. Y ¡ay! de aquel que se atreva a preguntar sin saber del tema La experiencia vivida para la filosofía especializada no tiene nada que aportar.

Propongo que nos ubiquemos en las antípodas de la filosofía clásica. La filosofía pop elige su público a partir de una convicción fundamental: el pensamiento filosófico tiene mucho que decir sobre la vida, a la vida y para la vida. Esto a diferencia de otras disciplinas como, por ejemplo, las matemáticas o la ingeniería industrial: se puede vivir sin saber nada en absoluto de estas; en cambio, nuestra idea es que no se puede vivir sin filosofía, o que, al menos, una vida filosófica es mucho más potente que una vida no filosófica. Simplemente porque, como diría Sócrates o un psicoanalista, una vida examinada puede alcanzar un sentido mayor, más densidad o profundidad. Así, pues, la filosofía es fundamental para repensar la relación con nosotros mismos, con el mundo y con los otros. En ese sentido, no puede quedar encerrada en cuatro paredes, custodiada por unos doctores del saber, debe democratizarse, popularizarse, salir a la calle, hablarle a la gente, impactar en las conciencias, movilizar los cuerpos. Por ello, proponemos una filosofía para no filósofos. Obviamente esto no elimina la filosofía para filósofos, sin duda, pero esta será solamente un ejercicio propedéutico, de ensayo. La verdadera filosofía es la que sale a la calle y se dirige a quienes no son filósofos. ¿No es acaso esto lo que hacía Sócrates? ¿No es esta la función que el daimon le había encomendado? Extraña perversión la de la filosofía que se despliega precisamente en la dirección contraria de aquella planteada por uno de sus fundadores. Empujar a las personas a que se examinen, cuiden o preocupen de sí mismos es la tarea de la filosofía tal cual el mismo Sócrates nos enseñó. Hagámoslo entonces, liberemos el pensamiento filosófico de su endogamia, abramos las puertas de la diferencia y empecemos a dirigirnos a quienes no son filósofos pero que puede y quieren pensar filosóficamente: no hay de qué preocuparse, ellos también pueden comprender. Filosofía para los no filósofos.

3 pensamientos sobre “Octava y última entrega. “Público objetivo” de la Filosofía Pop”

  1. Francisco Leon dijo:

    Me parece magnífica la propuesta de “masificar” por decirlo de alguna manera el pensamiento filosófico. Llegar a todos o casi a todos. Efectivamente de las calles sale la información para crear las deduciones y premisas filosóficas.
    Solo me pregunto si será adecuado enseñar a pensar y escudriñar “más alla” a todas las personas. ¿Están preparadas? o se confundirán, aterrarán y rechazarán. Bueno la única forma de saberlo es como dices: liberar el pensamiento filosófico de su endogamia, abrir las puertas de la diferencia y empezar a dirigirse a quienes no son filósofos pero que pueden y quieren pensar filosóficamente: no hay de qué preocuparse, ellos también pueden comprender.

  2. alex dijo:

    hay un punto en el que siempre me pierdo con referencia a esto de masificar.
    “Empujar a las personas a que se examinen, cuiden o preocupen de sí mismos es la tarea de la filosofía tal cual el mismo Sócrates nos enseñó”. si bien el hecho de examinarnos nos lleve tal vez a una vida mas profunda,creo tambien que nos puede llevar a lugares aterradores,al vacio traz vacio.
    ademas hay personas que han desarrollado un afecto por la vida tran propio y positivo para ellos sin la exitencia de tanto examen o poreocupaciones, que para que empujarlos?

    • Alejandro León Cannock dijo:

      Hola alex. Puede ser verdad lo que dices, ¿para que empezar a pensar si no hacerlo nos hace vivir tan tranquilos? sin embargo, creo que la cuestión pasa porque esa actitud es una muestra de indiferencia hacia el mundo, hacia los otros. Pero claro, finalmente es una opción, como en Matrix. ¿quieres saber o simplemente dejarlo pasar? Una debe optar, y pienso yo que el camino a seguir debe ser el de la meditación. Prefiero la densidad e intensidad de una vida pensada a la trivialidad y ligereza de una vida automática.

      Saludos, A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s