Etiquetas

, , , , , , , , ,


“PARA TODO EL MUNDO, niños, ancianos, maestros, pescadores y futbolistas. Estrella, famoso, panadero o agricultor. Sin prejuicios el amor fluye por la venas de todos. Acércate a Israel Latinoamérica”.

 

La descripción anterior no es de Borges. Para nada. No es un fragmento de “El idioma analítico de John Wilkins”, relato en el que el escritor argentino menciona “cierta enciclopedia china” en la que se busca establecer una clasificación de los animales, pero se lo hace sin ningún criterio. Más que una clasificación, entonces, parece un simple conglomerado arbitrario. A Michel Foucault, reconocido filósofo francés, le gustaba referirse a este relato de Borges como expresión de un discurso que ha perdido orden, identidad, unidad, significación y que, por lo tanto, expresa una pura caotización del mundo. La risa que provoca este texto sacude, dice Foucault, “todo lo familiar al pensamiento”.

Semejante golpe en el pensamiento sufrí cuando leí la cita con la que inicio este texto. En realidad, esto me sucedió al ver -entre sorprendido, absorto y… no tengo el adjetivo preciso- el último hit de Youtube: “En tus tierras bailaré”. Tema interpretado por tres de los más famosos freaks de internet: Wendy “la tetita” Sulca, La tigresa del Oriente y Delfín hasta el Fin. Dos de nuestros más importantes “créditos nacionales” acompañadas por nuestro compañero ecuatoriano, el gran Delfín (conocido por su tema sobre el atentado a las Torres Gemelas). La única pregunta que se me ocurre es: ¿qué sentido tiene este acontecimiento al que asisto al repetir una y otra vez el video, al escuchar repetidas veces la canción? No sé si ponerme serio o reírme al escribir esto. Pero lo que sí sé es que este video da mucho que pensar. Hace tartamudear mi pensamiento, hace estallar mi representación del mundo. ¿Qué significado tiene la canción? ¿Por qué le cantan a Israel? ¿Qué explicación podemos dar de esta “creación artística”? Evidentemente hay una suerte de mensaje o significado explícito de “amor e igualdad”, pero ¿es solo eso? (¡¿estarán buscando una visa?!)

Wittgenstein, uno de los filósofos claves para entender el devenir del pensamiento occidental en el siglo XX, afirmó con absoluta profundidad: “de lo que no se puede hablar es mejor callar”. Con esto se refería a lo “místico”, es decir, a aquellos eventos o acontecimientos del mundo que exceden nuestra comprensión racional, científica, organizada; o, en palabras de Foucault, a aquello que sacude nuestro pensamiento, pues no es familiar a su mirada, pues no lo puede aprehender y clasificar. Creo que un acto de prudencia wittgensteiniana será dejar este post inacabado, no tratar de explicar aquello que por su propia naturaleza no puede ser explicado: el trío Sulca-Tigresa-Delfín es la expresión más pura de lo inefable y místico que podemos hallar en Youtube. Nos reenvía al silencio.

Cuando no hay nada que decir, solamente nos queda mirar:

Anuncios